5 Formas de Mejorar la Señal de tu Router Wifi

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El router, esa pieza tecnológica que, tarde o temprano, se termina convirtiendo en una parte del mobiliario del hogar, puede experimentar problemas en su funcionamiento, y es muy importante abordarlos para no enloquecer viendo una página cargar en el medio de una jornada laboral. Bien podría pensarse que entre los problemas más comunes que tienen los routers están los problemas de conectividad a Wi-Fi (cortes o variaciones en la intensidad de la señal). Estas irregularidades en la señal pueden causar inconvenientes que cualquiera preferiría evitar: pérdida o demoras en el trabajo en curso, conflictos para comunicarse, perjuicios a la productividad de la rutina…

Entre las causas más comunes que generan problemas con la señal del router, están las interferencias provocadas por las paredes (que pueden bloquearla), la proximidad de metales que producen congestión de señales, o la mala ubicación del router, que es, básicamente, una ubicación alejada del centro del espacio en el que se está trabajando.

Router wifi OnHub de Google

El TP Link On Hub, uno de los mejores routers que hay disponibles en el segmento de gama media.

 

Si bien los routers pueden ser de diferentes tipos: cable, ADSL, fibra óptica y WiMax, a continuación les damos algunos sabios trucos para que puedan optimizar y mejorar la señal wifi de tu router, independientemente del tipo que sean:

1) La ubicación del router es fundamental.

¡El router debe estar bien ubicado! Si es posible, en el centro del espacio en donde se esté trabajando. No debe estar en el suelo, no debe estar cerca de una pared, ni debe tener proximidad con la porosidad de los objetos metálicos.

Otra buena idea es subir su posición. Si está en el piso, el router deberá colocarse sobre una mesa. Los routers tienen tendencia a debilitar su señal si están en una posición baja o hacia abajo. De modo que, para maximizar su eficiencia, conviene tenerlos a cierta altura del piso.

Finalmente, si no te encuentras seguro de las interferencias que pueda haber en tu espacio de trabajo (metales, dispositivos, otras señales de Wi-Fi) o de la cobertura que realmente necesitas, puedes descargar un software específico (heatmaps) que te dará información verdaderamente relevante acerca de estas cuestiones. Los heatmaps entregan infografías en forma de mapas de calor que permiten visualizar los alcances de la señal inalámbrica. De esta manera, es muy fácil ajustar la ubicación de los puntos de acceso a la conexión y lograr áreas con niveles óptimos de cobertura de Wi-Fi. Este tipo de mapas muestran cómo se distribuye la cobertura del Wi-Fi en el espacio de tu casa o de la oficina, dónde están las áreas problemáticas, qué cuartos o habitaciones concentran mejor la señal. Con esta información en mano, será más fácil reposicionar el router para erradicar zonas que causan problemas.

Mapa de cobertura Wifi

Mapa de cobertura Wi-Fi del producto Solar Winds.

2) Zapping de canales

En la televisión y en el router también. Si te encuentras experimentando problemas con la estabilidad y la velocidad de tu señal, cambiar el canal puede ser un truco eficaz. Los routers inalámbricos emiten señales, y estas señales van por varios canales —tal como lo hace una radio. Lo que puede suceder, entonces, es que esas señales choquen con otras, y produzcan interferencia y congestión.

Para aumentar la velocidad de la conectividad, se puede probar con un cambio de canal en el router. Para lograr esto, debe accederse desde la página de configuración del router a las opciones de canales, y entonces probar con algunos de los disponibles, hasta percibir una mejoría en la señal. Típicamente, se accede a la configuración del router consignando sus datos en la barra de direcciones del navegador. Hay herramientas para facilitar este procedimiento, por ejemplo, Acrilyc WiFi (para el entorno Windows), aunque también las hay para Android y Mac OS.

TP-Link configuración canales

El proceso de configuración de canales en un router TP-Link.

3) Actualización del firmware y de los drivers.

Las actualizaciones tecnológicas son vertiginosas en cualquier campo del saber. Los fabricantes de routers, módems y tarjetas de red también actualizan sus productos, ya que es la manera más simple que tienen de mejorarlos una vez que los han vendido.

Actualizar el firmware de tu router no será un salto cualitativo como cambiar de Windows 8 a Windows 10, pero las actualizaciones pueden solucionar problemas importantes como bugs, cuestiones relativas a la seguridad, y también la mejora de la compatibilidad con los dispositivos a los que les emite señal. Para actualizar el firmware del router, es necesario dirigirse a la página del fabricante del dispositivo, buscar la sección de “Soporte”, y ver si hay actualizaciones disponibles para nuestro producto. Para quienes no estén familiarizados con estos procedimientos, una guía paso por paso debería acompañar las actualizaciones.

4) Posición y efectividad de las antenas.

Generalmente, las antenas con las que vienen los routers envían señales en todas las direcciones alrededor del aparato. Dos ideas pueden ayudar en estos casos.

En primer lugar, modificar la posición de las antenas. Estas antenas pueden ser internas o externas. Si tienes un router con dos antenas externas, una debe estar en posición horizontal, y la otra en posición vertical. Esto es así ya que el éxito en la recepción de la señal que emite tu router (y recibe tu dispositivo) depende de que, tanto el transmisor como el receptor, estén operando en el mismo plano. Si tu router tiene una antena interna, entonces la resolución es un proceso de prueba y error. Lo que resta en una situación como esa es tratar de posicionar el router horizontal o verticalmente, para ver si la señal funciona mejor en algún caso.

En segundo lugar, se puede acudir al recurso de cambiar las antenas que vienen con el dispositivo tecnológico por unas de mejor calidad (en caso de que el router lo permita). Las antenas de alta calidad no mandan señales en todas las direcciones, sino que lo hacen en una sola, y por esto mismo, aumentan su precisión.

Antenas Router

Así debería quedar un router con dos antenas externas (una en posición horizontal; otra, vertical).

5) Agregar un repetidor o extensor Wifi.

Una opción que no es gratuita, aunque hay opciones muy económicas, es la de agregar un repetidor. Decimos que no es tan simple porque requiere dejar el espacio de trabajo y salir a comprar un objeto más. Los repetidores son dispositivos capaces de reenviar la señal del router —hasta duplicar su alcance. El procedimiento, por su parte, es bastante sencillo. Hay que asegurarse de que tanto el router como el repetidor estén conectados al cable Ethernet, para estén coordinados. A partir de ahí, el software de cada dispositivo guiará la instalación.

Algunos de los repetidores más populares en el mercado son:

Repetidor Wifi TP-Link RE450

El TP-Link RE450, uno de los extensores wifi más populares del mercado tecnológico.

Share.

Comments are closed.