El nuevo router Google es Wifi funcionando en su esplendor

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En ciertas ocasiones, los problemas con la señal del Wi-Fi pueden tener una solución casera y relativamente rápida. En otras, sucede que el problema no es del todo adjudicable al router, sino a la mala receptividad de nuestros dispositivos (celulares, altavoces, computadoras). El nuevo router de Google es un mesh, y quiere solucionar los problemas del segundo tipo. Está diseñado para salir al rescate de las recepciones débiles y es la gran apuesta de Google de ofrecer el mejor router para hogar del 2017.

El nuevo router de Google en blanco

El nuevo router de Google es un router mesh.

¿Y qué es exactamente un router mesh? El router mesh no es lo mismo que un repetidor. Mientras que un repetidor extiende la señal, el mesh crea una sola red que puede conectar al usuario a su punto más fuerte, más allá de su movilidad y teniendo en cuenta su ubicación. Esta nueva generación de routers está diseñada para llegar a todos los ambientes del hogar: el altillo, el garage, el subsuelo —no importa el tamaño de las paredes, ni la cantidad de pisos, ni la sobrepoblación de señales: ¡una señal todoterreno! Por esto mismo, este tipo de routers está pensado muy especialmente para las casas grandes, que tienen muchas paredes, pisos, y otras estructuras que interrumpen el curso de la señal.

El nuevo router de Google no es el único en su género: los routers mesh empezaron a aparecer a fines del año pasado, y grandes marcas como Linksys y Netgear están ofreciendo sus propios modelos. El producto que presenta Google es una continuación de su proyecto OnHub, que reseñamos como uno de los mejores routers de gama media.

El Google Wifi está pensado para convivir amigablemente con el hogar. Por un lado, porque su diseño es digno de ser elogiado hasta el paroxismo (unos discos de hockey sobre hielo de sobrio minimalismo y dejos futuristas). Mientras que con el OnHub Google había relegado la producción del hardware a TP Link, con este nuevo producto se encargó del diseño por completo.

El nuevo router del Google

En esta ocasión Google se encargó de todos los aspectos del diseño del producto.

Instalación

Por el otro, su instalación es sencilla, y su uso lo es más todavía. Cuando se utiliza un repetidor, uno generalmente debe conectarse a una red diferente de la original al cambiarse de cuarto o ambiente. Con una sistema de redes mesh, esta acción es innecesaria. Además, la instalación del software es sencilla y también lo es su manejo: el router se controla con la Google Wifi app, que permite conectar y desconectar dispositivos, crear redes, ver quiénes están conectados y pausar el Wi-Fi en los dispositivos que se desee. La app permite acceso remoto, de modo tal que puede usarse incluso cuando no se esté en el hogar.

En la base del router hay un puerto de alimentación (USB tipo C) y dos puertos Gigabit Ethernet —y eso es todo. Uno de los puertos Ethernet es para conectar el Google Wifi al módem, y el otro es para los dispositivos que necesiten cablearse a los efectos de obtener conectividad. El Google Wifi no tiene más entradas USB ni más puertos que los mencionados, características que sí acompañan al router tradicional. El dispositivo soporta una conectividad de 2.4GHz y 5GHz 802.11a/b/g/n/ac.

El nuevo router de Google no trae módem integrado, por lo cual necesita conectarse a un router que esté instalado previamente —en vez de reemplazarlo. Debe estar conectado para poder encenderse, y además uno de los mesh debe estar conectado al router del hogar. Los otros, si los hubiera, sólo necesitan estar conectados a la corriente alterna.

Puertos del nuevo router de google

El puerto USB del Google Wifi es de tipo C.

Uno de los rasgos que vuelven efectiva la red mesh es el hecho de que la conexión siempre se realiza con el punto de acceso más cercano. Google explica que su dispositivo tiene un asistente (Network Assist) que se encarga automáticamente de cambiar los puntos de acceso, así como también de descongestionarlos, asegurando permanentemente la optimización del funcionamiento.

En hogares inteligentes, poblados de asistentes personales y dispositivos interconectados, un router mesh se vuelve imprescindible. Una docena de dispositivos conectados a Wi-Fi (termostatos, luces, altavoces, celulares, computadoras, tablets, televisores, consolas) son demasiada interferencia para el tráfico del router, y más si la casa tiene paredes y pisos, como hemos dicho más arriba. De modo que la pregunta para saber si se necesita un mesh o si un router tradicional puede cubrir la necesidad de conexión debe ser la pregunta por el tamaño de la casa y su distribución.

Google Wifi con consola

En los hogares abundantes en dispositivos inalámbricos, el router mesh puede volverse una necesidad

Rendimiento

En términos de performance, el nuevo router de Google no se destaca como el más virtuoso. Sin embargo, es capaz de cubrir holgadamente sus funciones (algunos reportes de usuarios indican que la señal es muy fiel). Orbi, por ejemplo, tiene mayor potencia. Sin embargo, la experiencia del Google Wifi es más simple y tiene la ventaja de ser más económico que algunos de sus competidores. La velocidad es decente, y la cobertura soberbia. Google dice que un sólo mesh puede cubrir 140 m², mientras que el pack de las tres unidades puede cubrir una residencia de 410 m². Algunas comparaciones en este sentido dejan en claro la potencia y la superioridad del Google Wifi a la hora de cubrir espacios con su señal.

El Google Wifi es una continuación mejorada del OnHub, con un sistema simple, control basado en una app, y ahora diseñado para activar una red mesh. Por su diseño, elegancia y facilidad de uso, no menos que por su precio competitivo, es la alternativa más convincente para potenciar el Wi-Fi doméstico.

Más información:

Google Wifi individual ($129 USD. Ver en Amazon).
Google Wifi Set de 3 routers ($249 USD. Ver en Amazon).
Share.

Comments are closed.