Fitbit Ionic: Lanzamiento y características del nuevo Smartwatch

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Como sucesor del Fitbit Surge, el nuevo reloj de la firma —el Ionic— representa todo un salto en varios niveles. Sobre todas las cosas, la empresa trabajó en los puntos débiles del Surge para dar una versión actualizada y mejorada a los usuarios. Si el Surge tenía una batería pobre, un diseño un poco desactualizado y poca precisión en algunas métricas, el Ionic clama 4 días de autonomía en la batería (sin localización del GPS activada), un diseño rejuvenecido y un sensor de ritmo cardíaco preciso.

El nuevo smartwatch de Fitbit

El Fitbit Ionic es el sucesor del Fitbit Surge —aunque también puede compararse con el Blaze, que también se lanzó este año. Foto: CNET.

Fitbit presentó su producto en el IFA celebrado en Berlín hace algunos días. El reloj estará disponible para la venta a partir de octubre de este año, pero en la página de la Fitbit ya está disponible la opción para hacer el pedido y reservar una unidad. Esta novedad de la firma también podría compararse con el Blaze, que Fitbit lanzó este mismo año. El Blaze es un reloj más económico, con un diseño que quizás resulte más atractivo para ciertos usuarios, y que definitivamente tiene una mejor batería. Quizás lo que más los diferencie sea el segmento para el que están pensados, ya que el Blaze no tiene GPS ni certificaciones de resistencia.

El Ionic viene con un GPS mejorado, que usa el sistema GLONASS y una antena integrada para conectar con satélites internacionales y aumentar así la performance de los reportes. En general, la precisión es una de las apuestas de Fitbit en su nuevo smartwatch: la función Fitbit Coach, por ejemplo, puede contar la cantidad de abdominales, calorías quemadas con ellos y el tiempo que llevó concretar el proceso. El Ionic también puede reproducir música —que Fitbit proveerá a través de una tienda propia y se podrá almacenar más de 300 canciones en el smartwatch. También puede dar acceso facilitado a notificaciones importantes. Su batería excede la performance de la mayoría de los smartwatches que son competencia (por ejemplo, el Apple Watch 2).

La pantalla del Ionic viene con 1000 iones y un Corning Gorilla Glass 3, que le dan gráficos muy definidos y resistencia a los rayones. Por su parte, el nuevo smartwatch de Fitbit ofrece también la función Pay que ya tienen Android Watch y Watch OS. Con la plataforma de Fitbit Pay los usuarios del cronógrafo podrán pagar productos en tiendas, hacer compras en internet o pagar sus boletos —en suma, sustituir (al menos parcialmente) la billetera.

Fitbit Ionic gris

La pantalla del Fitbit Ionic es muy precisa: tiene 1000 iones y colores muy nítidos. Foto: Mashable.

Tres funcionalidades se destacan como absolutamente útiles (y no sólo para los usuarios adeptos al deporte). La primera es la app Pure Pulse, que permite llevar un recuento del ritmo cardíaco durante todo el día (y no sólo durante las sesiones de ejercitación). La segunda es Sleep Stages, una función destinada a mejorar la calidad del sueño de los usuarios. Esta tecnología no es extraña al Fitbit, que ya la había incorporado en versiones anteriores: se trata de la acelerometría, que a través de un sensor de movimiento (como el que usa el control de la Nintendo Wii) puede medir las diferentes etapas del sueño, y dar reportes muy útiles para mejorar el descanso. La tercera es Guided Breathing, que ayuda a hacer una especie de meditación, guiando al usuario a través de su propia relajación corporal a través de la inhalación y exhalación del aire. Esta serie de aplicaciones combinadas con las tradicionales funcionalidades para los usuarios deportivos hacen que el segmento del reloj se amplifique y se vuelva tentador para quienes quieran tener buenas herramientas para cuidar su salud, sin dedicar necesariamente largas rutinas al ejercicio.

El nuevo smartwatch de Fitbit

El Fitbit Ionic es también una excelente propuesta para los usuarios que quieran cuidar su salud. Podrá medir el nivel de glucosa en sangre y ayudar así a los diabéticos. Foto: The Verge

El nuevo smartwatch de Fitbit es un cronógrafo preciso y personalizable. Como lo hace el Nest, el Fitbit llega a interiorizarse con la rutina que ejercita el usuario cotidianamente, de modo que después de algunos días puede hacer recomendaciones personalizadas para que se llegue a un nivel de exigencia deseable. Puede evaluar el estado del cuerpo de quien lo usa y recomendar de este modo una sesión intensa de ejercicio si se durmió bien, o una sesión de yoga si se quemaron muchas energías.

La filosofía de Fitbit es interesante en el sentido de que no sólo piensa al deporte como una práctica aislada, sino que piensa al ejercicio en el marco de la vida cotidiana como una actividad fundacional: un pilar para lograr objetivos más generales. Fitbit se encarga de monitorizar todos los aspectos de la vida, no sólo la actividad y el ejercicio, sino también el sueño, el peso y la alimentación. La familia de productos de la firma es un ecosistema dedicado a cuidar la salud de las personas: Zip, One, Flex 2, Alta HR, Charge 2, Blaze, Surge —y ahora el Ionic. El ecosistema posiciona a Fitbit como una marca líder en fitness y monitoreo, y su último lanzamiento es una alternativa considerable a la hora de elegir un smartwatch.

Share.