Los mejores Smartwatches del 2017: Guía de compra

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Guía definitiva de compra de smartwatch (reloj inteligente). Actualizada a Septiembre del 2017.

De la Clepsidra egipcia al Casio F-91W, la historia del reloj exhibe una evolución pasmante y ocurrente. Los relojes de nuestro siglo siguen abultando los anales de esa historia, con diseños y funciones que se han alejado (y mucho) de las originales. Son varias las empresas que están peleando la disputa de crear el mejor smartwatch del 2017, y los diseños de sus relojes pueden aportarle diferentes matices al lifestyle del usuario: estilo, proactividad, herramientas de comunicación o ayudas para el cuidado de la salud.

Sin embargo, los smartwatches son todavía un objeto de lujo más que una necesidad. Si bien se promocionaron como una novedad en su despunte reciente, disputan su lugar con los smartphones y todavía no logran consolidarse como productos que aporten un valor decisivo al usuario. La siguiente guía repasa los mejores smartwatches del 2017, considerando sus aportes, singularidades, virtudes y defectos.

Los smartwatches de este año oscilan básicamente en tres segmentos:

  • los que están orientados a los usuarios que hacen una intensa actividad física,
  • los que se orientan a usuarios más pendientes del estilo, la productividad y la organización personal,
  • y los que buscan un nicho entre los usuarios que desean atender su salud —sin que por eso vayan al gimnasio o hagan sesiones intensas de ejercicio.

Hay una serie de funcionalidades básicas que comparten los smartwatches, y otras que van variando de acuerdo al público respecto del cual quieren posicionarse. La guía no está ordenada jerárquicamente; hacia el final de cada apartado, se encuentra una apreciación del segmento al que se orienta el reloj, así como también un balance de los puntos fuertes y los débiles.

 

Apple Watch Series 2

Apple Watch Series 2

Resistencia al agua, sensor GPS: un reloj para trabajar la forma física

Rating Sabios 8.7/10
Performance 8/10
Bateria 7/10
Resistencia 9/10
Funcionalidades 9/10

El Apple Watch Series 2 tiene una marcada orientación deportiva. En lo esencial, es una iteración eficiente del primer modelo, que si bien tenía puntos fuertes en el diseño y algunas características de software que sus competidores no podían ofrecer, daba muestras de una tediosa lentitud en la carga de algunas aplicaciones —entre otros defectos.

Por dentro y por fuera

En esta edición, el Apple Watch es menos cosas de las que pretendía ser (sobre todo, no pretende ser un reemplazo del iPhone), y por lo tanto, encaja mejor en el ecosistema de Apple. Viene en tres modelos: uno más económico con materiales de aluminio, otro de acero inoxidable —en un precio intermedio, y, finalmente, una versión con materiales de cerámica en blanco, que es la más cara de todas. Lo único que varía en cada caso es el material; por dentro, son todos iguales.

Apple ha actualizado las prestaciones del reloj en esta versión, que viene ahora con un procesador de doble núcleo con GLONASS y GPS integrado, resistencia al agua hasta 50 metros, sensor de frecuencia cardíaca, acelerómetro, giroscopio y sensor de luz ambiental. La Pantalla Retina OLED conserva el Force Touch, pero duplica los nits del primer modelo (1000 contra 450). Las características de la batería y la alimentación se han conservado.

La resistencia al agua merece una mención aparte. El modelo previo era, en cierta medida, resistente, pero el actual permite nadar con el reloj puesto —un atractivo para todos los que practican la natación, porque además no hay tantos smartwatches que puedan ofrecer esta característica. El reloj permite llevar un registro de las piletas que se hacen, el estilo que se usa y las distancias recorridas. El cronógrafo se bloquea automáticamente cuando se lo sumerge, para que la presión del agua no ejerza presión y ponga en funcionamiento la touchscreen.

Quizás la mayor apuesta del Series 2 sea el desarrollo del software: el watchOS 3. El nuevo sistema operativo significa un cambio drástico respecto del anterior. La reformulación del diseño hace que la experiencia con aplicaciones de terceros sea más visual e intuitiva, lo cual aumenta las posibilidades de que los programadores vean atractiva la tarea de trabajar en el ecosistema de apps del producto. Con el watchOS 3, las aplicaciones cargan más rápido —y las apps favoritas son más fáciles de encontrar. El OS viene ahora con un dock en el que se pueden anclar hasta 10 aplicaciones.

Una evaluación del debut de Tim Cook

El smartwatch de Apple fue el primer hardware estrenado en la era Cook —y cayó muy por debajo de los estándares de la empresa. Apple no ha dado números de ventas, pero lo que es seguro es que no logra captar la misma porción de mercado que logra con sus otros productos. En definitiva, el Apple Watch Series 2 no es tan sólido como el iPhone o la Mac, pero es una propuesta atractiva en el mercado. Aún se experimentan lentitudes en el watchOS 3, la pantalla no es del todo visible en plena luz del día y limita mucho a los usuarios que no tengan un iPhone. Por otra parte, tiene una batería más grande, y tanto su GPS como su resistencia al agua lo perfilan como un reloj útil para usuarios aficionados al deporte.

Samsung Gear S3

Samsung Gear S3

El reloj más promisorio de Android y en su mejor versión

Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Bateria 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

El Samsung Gear S3 es un reloj capaz de igualar en éxito al Apple Watch Series 2. En efecto, comparte con aquél muchas características: tiene un sensor de frecuencia cardíaca, GPS, resistencia al agua, altímetro o registro de actividad física.

De Spotify con amor

Una impecable actualización aumenta el appeal de este reloj —y no tiene que ver con un desarrollo de Samsung. Desde hace dos meses, es posible usar la funcionalidad de listas offline con la aplicación Spotify, de modo que no es necesario llevar encima un teléfono o un iPod cuando se sale a correr. Esta funcionalidad, de momento, sólo está disponible en el OS del Samsung Gear S3, que es la plataforma que eligió Spotify para experimentar su funcionamiento.

Características y atractivos

Uno de los puntos fuertes del Samsung Gear S3 es que es compatible no sólo con celulares de Samsung, sino con todos los celulares de Android que tengan la versión 4.4 del OS (o cualquier otra versión más reciente) y al menos 1.5 GB de Ram. En una de las últimas actualizaciones, el reloj se volvió compatible con todos los iPhone (más precisamente, a partir del 5), siempre que tengan iOS 9 instalado. Si comparamos estas compatibilidades con la incomodidad que plantea el Apple Watch Series 2 (que sólo funciona con el iPhone), vemos que la gran versatilidad del producto es una de las apuestas de Samsung.

El Samsung Gear S3 tiene una pantalla Super AMOLED de 1.3 pulgadas que viene con la opción de estar siempre en modo encendido. Es muy vívida y brillosa, por lo cual la opción de modo on continuo es atractiva, aunque lastima considerablemente la performance de la batería. Claro está que hay ciertas ocasiones en las que el usuario no querrá tener una luminaria incesante en su muñeca (si está en el cine, por ejemplo).

El déficit de las aplicaciones y la pesada sensación en la mano

El OS de este smartwatch es el Tizen, lo cual redunda en una alarmante falta de aplicaciones (a diferencia del generoso ecosistema de apps que tiene Apple). En cuanto a su diseño, el último smartwatch de Samsung es más pesado que buena parte de la competencia, y si bien se siente un poco denso en la muñeca, tiene un diseño bien logrado, con materiales de sensación premium al tacto y a la vista. Por otro lado, su bisel puede moverse en sentido circular: es giratorio y es el principal modo de navegación del reloj. En el bisel, hay sólo dos botones: uno para volver atrás y otro para volver a la pantalla principal. El acceso a las aplicaciones se confirma a través de la pantalla. Es una decisión extraña —no es la más cómoda—, sobre todo considerando que es un reloj con dos botones.

En conclusión, el Samsung Gear S3 tiene un fuerte argumento de compra que es la autonomía de su batería, con una sólida oferta de hardware, un conjunto de funcionalidades que satisface con creces las expectativas de un accesorio de estas características. Tizen, por su parte, es una plataforma con ciertos beneficios, pero también con mucho margen de optimización.

Moto 360 segunda generación

Moto 360 (2da Generación)

El nuevo proyecto de Motorola no se aleja demasiado de su primer ensayo

Rating Sabios 7.3/10
Performance 7/10
Bateria 8/10
Resistencia 7/10
Funcionalidades 7/10

El segundo smartwatch de Motorola no es un producto con pretensiones innovadoras. No introduce grandes cambios respecto del primer modelo, aun si hay un salto significativo en el precio. El OS sigue siendo Google’s Android Wear, que viene con mejoras en la conectividad Wi-Fi y una mayor libertad para personalizar el reloj.

La personalización del reloj

Motorola viene trabajando las libertades de los usuarios a la hora de influir sobre la estética de los productos desde hace ya algún tiempo. En este caso, el Moto Maker otorga al usuario la posibilidad de elegir entre un bisel clásico con distintas mallas (coriácea, de acero, etc.) o una versión más deportiva. Por el otro, las actualizaciones en el OS dan más opciones a la hora de personalizar la pantalla principal del reloj. Más allá de estas características, el diseño es el mismo (aunque con una versión más pequeña), tiene la misma certificación de resistencia al agua (30 minutos a un metro de profundidad), el mismo vidrio (que por cierto genera un reflejo molesto): definitivamente, el upgrade no genera tantas expectativas.

Algunas características

El Moto 360 2 viene con dos pantallas: una de 1.56 pulgadas con LCD (igual que el modelo original), y una más pequeña de 1.37 pulgadas y malla de 42 milímetros (dicha versión más pequeña está pensada para las muñecas de las mujeres, a quienes el modelo original les quedaba enorme). En cuanto a su visibilidad, la actualización remozada del reloj trata de mejorar sus ángulos de visión con un Gorilla Glass 3. La pantalla trae la posibilidad de activar el modo “always on”, como sucedía con el Samsung Gear S3.

En la nueva versión del OS, el Moto 360 2 ya no es tan dependiente de la búsqueda por comandos de voz, y es la pantalla la que hace las veces de un buscador, deslizándose hacia los costados (hacia la izquierda para aplicaciones nativas y de terceros, y también los contactos si se desliza una vez más). Un acceso rápido al modo Cine apaga por completo la pantalla del reloj, y otros accesos rápidos son configurables con el fin de acceder a las aplicaciones más usadas.

Motorola actualizó el procesador de su Moto 360, que viene cargado con un Qualcomm de 1.2 Ghz, cambio sensible (en un sentido positivo) a la hora de correr apps y navegar la interfaz. El reloj es especialmente bueno con notificaciones —correos, mensajes de texto y eventos de calendario.

El punto fuerte del Moto 360 2 es Android Wear, que aún puede pulirse. Google debe hacer progresos sustanciales, sobre todo afinar una versión de Google Now para smartwatches. Por otra parte, en el nivel del hardware, productores como Motorola deben esforzarse por hacer un trabajo más llamativo. Las versiones más atractivas del reloj terminan costando lo mismo que el Apple Watch Series 2, y no parecen ofrecer tanto valor, por lo cual el precio podría llegar a ser un problema para el posicionamiento del producto.

Asus Zenwatch 3

Asus ZenWatch 3

Su pantalla es de las mejores y tiene botones útiles.

Rating Sabios 7.8/10
Performance 7/10
Bateria 9/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 7/10

El tercer smartwatch de Asus no parece un smartwatch. Cuero italiano, diseño tradicional con tres botones, biseles en colores de plata, rosa o gris titanio: es un reloj que bien podría ser uno de los más finos relojes tradicionales, como un Raymond Weil por ejemplo. La apariencia es lujosa, y los materiales son de mucha calidad. La firma taiwanesa apunta a que estos rasgos sean las características más sobresalientes de la identidad del producto: el reloj es mucho más lindo que el Moto 360 2 (que sale 120 dólares más), y también más imponente que el Apple Watch Series 2.

Android Wear superó la agonía que significó su versión 1.3, y efectuó su palingenesia con Wear 2.0, lo cual mejoró la experiencia de uso del Asus Zenwatch. La plataforma se renovó y Android Wear consiguió algunas aplicaciones más, a la vez que mejoró el uso de otras (que no lograban hacer las tareas mejor que un celular y volvían al reloj obsoleto). Sin embargo, la suite del software de Asus es limitada: el reloj no tiene GPS, no tiene sensores de ritmo cardíaco, el seguimiento de las tareas de fitness no es tan abundante como el Apple Watch Series 2, por ejemplo.

El aspecto lujoso no limita la resistencia del ZenWatch 3

Asus combinó el privilegiado diseño del reloj con la resistencia de algunos smartwatches de la competencia. El Asus ZenWatch 3 tiene una certificación IP67 que confirma su resistencia al agua y al polvo. Por otra parte, también la pantalla está dotada de una gran material resistente: el cristal frontal es un Corning Gorilla Glass con bordes 2.5D curvados. Su batería también es un rasgo destacable; Asus habla de dos días de autonomía y de un sistema de carga rápido (HyperCharge) que está diseñado para cargar el 60% de la batería en apenas 15 minutos.

Por dentro, el Asus ZenWatch viene equipado con un SoC Qualcomm Snapdragon Wear 2100 y un procesador de 4 núcleos de 1.2 GHz, con el que puede mover pantallas de hasta 640×480 píxeles de resolución. La memoria RAM es de 512 y la capacidad de almacenamiento es de 4GB.

La personalización

Una aplicación de la firma (ZenWatch Manager) habilita varias posibilidades de personalizar la pantalla circular de 1.39 pulgadas y resolución de 400×400 píxeles. A través de la app se pueden elegir hasta 50 carátulas para el reloj, además de personalizar los widgets y otras funcionalidades. Otra app llamada ZenFit se encarga de contabilizar la actividad física. Si ninguna de las 50 carátulas son suficientes para expresar el estilo del usuario, se puede usar el Face Designer para crear una totalmente personalizada. Tanto el botón de arriba como el de abajo pueden ser programados para lanzar apps favoritas.

En conclusión, el ZenWatch 3 es un reloj de apariencia lujosa y atractiva, materiales resistentes y de gran calidad, que hace bien las cosas que hace —aunque no sean tantas. Si lo que se está buscando es un producto para hacer deporte, éste no es el correcto. La falta de GPS o sensor de ritmo cardíaco lo vuelven una elección lejana, ya que sus funciones para el fitness son muy básicas. Por otra parte, Android Wear es también un OS limitado. El ZenWatch 3 puede ser una buena opción para usuarios que quieran migrar de los relojes clásicos a los smartwatches y que no tengan pretensiones de que les ayude con el deporte, sino con la organización personal.

Fitbit Blaze

Fitbit Blaze

Diseño y segmento

Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Bateria 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

El Fitbit Blaze apunta a un segmento de clientes que busquen un reloj con vocación deportiva, funcionalidades básicas y versatilidad a la hora de trabajar con dispositivos de diferentes marcas. Quizás, una alternativa no tan costosa para quienes quieran registrar sus jornadas de ejercicio. Esto es así (es decir, es más un dispositivo para hacer tracking de actividad física que un smartwatch) ya que tiene una pantalla pequeña de 1.2 pulgadas con muy baja resolución (240 x 180 píxeles). Otro de los rasgos de este reloj es que puede funcionar con celulares Android o con el iPhone. El diseño trae a la memoria el Apple Watch, aunque es sólo una reminiscencia, ya que los materiales están lejos de ser e calidad premium.

Si bien está pensado como un tracker híbrido para la actividad física, los nadadores no podrán tenerlo en cuenta. El Fitbit Blaze puede resistir una lluvia en una sesión de running, o algunas salpicaduras, pero la firma productora no recomienda que se lo use mientras se lava la vajilla, por ejemplo, y menos que menos en la pileta. Otro inconveniente en relación con su propósito es que no tiene GPS, de modo que si se desea seguir la propia ubicación o la distancia recorrida, es imprescindible tener un smartphone para conectar los dispositivos. Su compatibilidad con los dos sistemas operativos más importantes ayuda un poco en este sentido.

Software

El cronógrafo viene con un software de lo más simple y accesible, y exceptuando la falta de GPS, tiene una suite bastante completa: monitor de ritmo cardíaco, acelerómetro, altímetro, sensor de luz ambiente y una plataforma que funciona, como hemos aclarado, con iOS y Android. El Blaze corre su propio OS, que es diferente a las demás plataformas, y que destaca por su simplicidad. Se accede a las apps haciendo un swipe a la izquierda. Una nota que podría hacerse sobre las aplicaciones es que son todas pertenencia de la firma —es decir, no hay un ecosistema construido por terceros. Con la compra del Fitbit Blaze, se está limitado a una suite precisa de aplicaciones, de las cuales las más importantes son Exercise, Settings, Smart Alarm y FitStar.

La firma asegura que el reloj puede reconocer cuando se cambia de actividad en una sesión, pero también existe una manera manual de hacer este cambio. Para observar los resultados de las sesiones se usa la Today App, que hace un recuento muy simple y preciso de las actividades físicas realizadas.

Batería, funcionamiento con smartphones, conclusiones

En relación con la batería, el Fitbit Blaze tiene una performance sobresaliente. Mientras que otros relojes (como el Moto 360 Sport) luchan por llegar a los dos días de batería, el Blaze llega hasta los 5 días con una carga (con uso moderado durante el día: tracking de una sesión de ejercicio, consultas de hora, brillo medio y notificaciones). Con respecto al uso conjunto del reloj con el celular, puede decirse que pierde un poco de solidez. Algunas apps no funcionan bien y las notificaciones del calendario o las alarmas se pasan.

En síntesis, el cronógrafo de la firma Fitbit otorga, a un buen precio, una serie de características nada desdeñables: buena batería, buenos colores (a pesar de que la pantalla sea pequeña), un tracker de actividad física muy confiable, pero por otro lado, no tiene certificaciones de resistencia, carece de GPS y de un ecosistema de aplicaciones, algo que no resultará tentador para muchos usuarios convocados por el entretenimiento.

Casio Pro Trek Smart WSD-F20

Casio Pro Trek Smart WSD-F20

Diseño y segmento

Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Bateria 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

Deportivo y versátil

Casio ha estado por un tiempo en el mercado de los relojes digitales, y su nuevo smartwatch tiene el diseño típico de otros productos de la firma. El Pro Trek Smart WSD-F20 es un smartwatch singular y diferente al resto, para los usuarios deportivos pero con orientación a la exploración y el senderismo, y con un aspecto que nada tiene que ver con la preocupación por el estilo que muestran otro smartwatches del mercado.

El cronógrafo se presenta como una versión muy mejorada respecto de la anterior: tiene GPS y una batería más resistente (aunque no tanto como sería esperable, por lo cual sigue siendo un impedimento para hacer largas sesiones de ejercicio al aire libre). Lo acompaña una certificación MIL-STD-810G que da fe de su resistencia de grado militar a condiciones de temperatura, presión, impacto y demás variables. La resistencia al agua es de 50 metros, lo cual lo vuelve un reloj apto para sesiones de natación.

En cuanto al segmento para el que parece estar pensado, el Pro Trek Smart WSD-F20 puede ser usado por ciclistas, nadadores, corredores, pero tiene algunas características diseñadas para hacer trekking: es al medio del aire libre y sin conexión a internet cuando el smartwatch muestra todo su esplendor. En este sentido, las herramientas propias del reloj para este tipo de actividades son el altímetro, medidor de presión atmosférica, horarios de salida y puesta del sol, niveles de marea. El reloj es más una especie de bitácora que un instrumento para sesiones de deporte.

Diseño, confortabilidad e ideas finales

El tamaño del Pro Trek Smart WSD-F20 es aceptable, aunque el bisel es un tanto robusto; el peso, por su parte, no resulta incómodo en la muñeca. Los materiales que componen el reloj son, por un lado, acero inoxidable, y por el otro, plástico. La pantalla está hecha de cristal mineral y no de zafiro (o con Corning Gorilla Glass, como en otros tantos casos). Por esto, la pantalla no es tan resistente, aunque este no parece un punto problemático. Como adición, la pantalla viene con una protección especial para repeler las marcas de los dedos.

Sus varios sensores, una pantalla versátil con dos capas que puede mostrar un abundante flujo de información y algunas características especiales para el trekking vuelven a este reloj una especie de todoterreno dentro del segmento, y una oferta que no tiene par. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta sus funciones y especificidades antes de una posible compra, y también las debilidades de su batería.

LG Watch Sport

LG Watch Sport

LG, Android 2.0 y la amalgama con Google

Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Bateria 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

El Lg Watch Sport fue (junto con el LG Watch Style) el hardware con el que trabajó Google para desarrollar la gran actualización de Android Wear, Wear 2.0. Tanto el par de relojes de LG como el nuevo sistema operativo de Google salieron en febrero de este año. Por lo tanto, y como sucede con algunos smartphones (el Moto G o el Google Pixel), este smartwatch tiene una versión más pura de Wear 2.0 y muestra todas las funciones y matices que son novedades: Android Pay, una versión mejorada del Google Assistant, Material Design en la interfaz, reconocimiento de escritura a mano —entre otras. Básicamente, Wear 2.0 ha mejorado su capacidad para hacer las cosas simples que ya hacía, y además ha incorporado novedades, así que este conjunto depurado es lo que se puede esperar a nivel software en este dispositivo.

Una de las grandes novedades que trajo Wear 2.0 es el soporte de la conectividad LTE. Con este smartwatch se mitiga la dependencia del celular. Cuando se sale a correr, no es tan necesario estar conectado al móvil para tener conexión a internet, sino que se pueden llevar a cabo operaciones básicas como hacer alguna compra, mirar un mapa, mandar un mensaje, hacer una llamada o llevar un recuento de la actividad física mientras el celular está en casa.

Del par de relojes de LG, el Watch Sport tiene el mejor hardware

El Watch Sport es 100 dólares más caro que el Watch Style, pero tiene el hardware para soportar todas las nuevas funcionalidades de Wear 2.0. La pantalla del reloj es de 1.38 pulgadas, con una capacidad de 480 x 480 píxeles, acero inoxidable, sensor de luz ambiente, Gorilla Glass 3 en el cristal, un procesador de 4 núcleos de 1.1GHz, 768 de RAM (con  4GB de almacenamiento), Bluetooth, NFC para Android Pay, GPS y la certificación IP68 de resistencia al polvo y al agua que suelen tener los smartwatches.

A costa de este equipamiento, el Watch Sport sacrifica su estilo. Es grande y muy inapropiado para vestir en ocasiones formales —o incluso casuales. Además de su ineficacia para construir un look, el Watch Sport es incómodo en la muñeca, un poco por su tamaño y su peso, y otro poco por su diseño no tan inventivo. Por 100 dólares menos, LG ofrece el Watch Style, un reloj más cómodo y con mucho estilo —pero no sin sacrificios: todo lo que gana en su aspecto, lo pierde en funciones (no tiene LTE, NFC, GPS, altavoz o monitorización de pulso).

En síntesis, el LG Watch Sport es un reloj con la que sea probablemente la mejor versión de Android Wear, ya que Google trabajó en conjunto con LG (tal como lo hizo cuando construyó su línea Nexus). De este modo, es uno de los mejores relojes para llevar un recuento de la actividad física (hasta tiene la capacidad de monitorizar fuerzas utilizadas en la actividad). El reloj, sin embargo, no es cómodo, la batería no dura demasiado, y no es tan combinable con outfits que se mueven de lo deportivo.

Fossil Q Marshal

Fossil Q Marshal

Diseño tradicional y Google Assistant incorporado.

Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Bateria 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

Fossil Group y Android Wear

El Fossil Q Marshal es el sucesor del Fossil Q Founder, y forma parte de una integración digital que viene haciendo el grupo Fossil a todas sus marcas (Michael Kors, Skagen, Kate Spade, Armani, Fossil). Dicha integración consiste en agregar Android Wear o Misfit a sus relojes tradicionales. El resultado es un híbrido que podría ser atractivo para usuarios apegados a diseños y funciones tradicionales, pero entusiasmados por lo que pueda aportarles la tecnología —aunque no ciertamente para los usuarios entusiastas del deporte.

Fossil tiene un apego por los relojes grandes, y el Q Marshal es uno de ellos. Cuenta con un imponente bisel que parece giratorio, pero no lo es. La malla de cuero es un tanto rígida, y no del todo confortable. El aspecto es, entonces, tradicional. La resistencia del reloj está certificada por el IP68, aunque no es un reloj orientado al deporte. No tiene un sensor de ritmo cardíaco ni tiene tampoco GPS, que son dos de los rasgos más importantes para los relojes que se quieran perfilar hacia el fitness. Tampoco tiene NFC, que es una característica que muchos relojes del segmento están considerando para hacer pagos móviles y darle mayor utilidad al smartwatch en el tráfago de la vida cotidiana.

De toda la gama de Android Wear, el Fossil Q Marshal no es el más destacado. Tiene una batería normal y una pantalla de pobrísima calidad, a la que le vendrían bien unos píxeles de más, buen color y mejores ángulos de visión. Sin embargo, en su defensa puede decirse que su procesador (un Qualcomm Snapdragon 2100) vuelve la experiencia de Android muy fluida. La navegación entre pantallas o las búsquedas por comando de voz no presentan ningún delay o inconveniente. La memoria del equipo es de 512MB de RAM con un almacenamiento de 4GB. Tiene conectividad Bluetooth 4.1 y un Wi-Fi de 802.11b/g/n.

Algunos de los avances que ha hecho Android Wear 2.0 son sensibles al Q Marshal. Por ejemplo, con el nuevo OS tiene la posibilidad de usar la pantalla en modo on, para que no sea necesario mover la muñeca cuando se desea ve algo en el display. Otra comodidad que aporta la actualización es que las aplicaciones pueden descargarse directamente desde el reloj, en vez de hacerlo desde el celular.

En definitiva, el Fossil Q Marshal carece de funcionalidades orientadas al deporte (GPS o monitorización de ritmo cardíaco), pero también de funcionalidades orientadas al lifestyle: no tiene NFC para hacer pagos y tiene una pantalla de baja resolución que no aporta valor a la experiencia del usuario. Quizás la opción más conveniente para los seguidores de Fossil Group sea esperar a la salida del Q Venture.

Huawei Watch 2

Huawei Watch 2

Construcción y materiales premium.

Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Bateria 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

Rasgos principales

El Huawei Watch 2 es otro reloj orientado al usuario entusiasta por el deporte. El diseño metálico que tenía el año pasado ha sido sustituido por un cuerpo de plástico, preparado para resistir una carrera o un entrenamiento duro. La malla es a prueba de sudor y fácilmente removible. El cronógrafo viene equipado con una serie completa de herramientas: GPS, NFC, Wi-Fi, Bluetooth y una tarjeta SIM de 4G. Para tener todo este equipamiento, es relativamente liviano.

El reloj tiene dos botones en el bisel; uno sirve para la navegar a través de la interfaz del reloj, y el otro es un botón personalizable que puede servir para lanzar alguna aplicación favorita. Una característica ausente, que bien podría haber tenido, es el bisel giratorio (como tiene el Samsung Gear S3), sobre todo porque Wear 2.0 ha mejorado sustancialmente para funcionar con este rasgo distintivo. La pantalla del Huawei Watch 2 es de 1.2 pulgadas (el tamaño de la versión anterior era de 1.4) y tiene una resolución de 390 x 390. El tamaño queda chico para algunas tareas, sobre todo porque, como no tiene bisel giratorio, la mayor parte del tiempo los dedos están sobre la pantalla. La resolución, por su parte, está lejos de ser de las más competitivas.

El Huawei Watch 2 experimenta algunas dificultades en la carga de aplicaciones, lo cual lo vuelve un instrumento poco confiable para ciertas tareas. Esto es así especialmente con Android Pay. Se registra un delay entre el momento de selección de la aplicación y el momento en el que la misma se carga, por lo cual es sumamente inconveniente si, por ejemplo, se está haciendo una fila para comprar café.

Entonces, por un lado, el reloj tiene puntos en contra. Huawei presenta un reloj que no es tan premium como su predecesor (con un diseño todavía menos atractivo que el del LG Watch Sport). La pantalla resulta demasiado pequeña para maniobrar con ella, la performance del reloj deja mucho que desear —y el diseño más todavía. Por el otro, las funciones que tiene son competitivas y abundantes, con muchos sensores para los que estén buscando un reloj que los acompañe en sus entrenamientos, y la incorporación de conectividad LTE, que otorga conexión aún si se está lejos de alguna red.

Share.