Reseña de Smartwatch Fitbit Blaze

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Fitbit Blaze

Fitbit Blaze

Diseño y segmento

$198.00 Ver en Amazon
Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Batería 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

El Fitbit Blaze apunta a un segmento de clientes que busquen un reloj con vocación deportiva, funcionalidades básicas y versatilidad a la hora de trabajar con dispositivos de diferentes marcas. Quizás, una alternativa no tan costosa para quienes quieran registrar sus jornadas de ejercicio. Esto es así (es decir, es más un dispositivo para hacer tracking de actividad física que un smartwatch) ya que tiene una pantalla pequeña de 1.2 pulgadas con muy baja resolución (240 x 180 píxeles). Otro de los rasgos de este reloj es que puede funcionar con celulares Android o con el iPhone. El diseño trae a la memoria el Apple Watch, aunque es sólo una reminiscencia, ya que los materiales están lejos de ser e calidad premium.

Si bien está pensado como un tracker híbrido para la actividad física, los nadadores no podrán tenerlo en cuenta. El Fitbit Blaze puede resistir una lluvia en una sesión de running, o algunas salpicaduras, pero la firma productora no recomienda que se lo use mientras se lava la vajilla, por ejemplo, y menos que menos en la pileta. Otro inconveniente en relación con su propósito es que no tiene GPS, de modo que si se desea seguir la propia ubicación o la distancia recorrida, es imprescindible tener un smartphone para conectar los dispositivos. Su compatibilidad con los dos sistemas operativos más importantes ayuda un poco en este sentido.

Software

El cronógrafo viene con un software de lo más simple y accesible, y exceptuando la falta de GPS, tiene una suite bastante completa: monitor de ritmo cardíaco, acelerómetro, altímetro, sensor de luz ambiente y una plataforma que funciona, como hemos aclarado, con iOS y Android. El Blaze corre su propio OS, que es diferente a las demás plataformas, y que destaca por su simplicidad. Se accede a las apps haciendo un swipe a la izquierda. Una nota que podría hacerse sobre las aplicaciones es que son todas pertenencia de la firma —es decir, no hay un ecosistema construido por terceros. Con la compra del Fitbit Blaze, se está limitado a una suite precisa de aplicaciones, de las cuales las más importantes son Exercise, Settings, Smart Alarm y FitStar.

La firma asegura que el reloj puede reconocer cuando se cambia de actividad en una sesión, pero también existe una manera manual de hacer este cambio. Para observar los resultados de las sesiones se usa la Today App, que hace un recuento muy simple y preciso de las actividades físicas realizadas.

Batería, funcionamiento con smartphones, conclusiones

En relación con la batería, el Fitbit Blaze tiene una performance sobresaliente. Mientras que otros relojes (como el Moto 360 Sport) luchan por llegar a los dos días de batería, el Blaze llega hasta los 5 días con una carga (con uso moderado durante el día: tracking de una sesión de ejercicio, consultas de hora, brillo medio y notificaciones). Con respecto al uso conjunto del reloj con el celular, puede decirse que pierde un poco de solidez. Algunas apps no funcionan bien y las notificaciones del calendario o las alarmas se pasan.

En síntesis, el cronógrafo de la firma Fitbit otorga, a un buen precio, una serie de características nada desdeñables: buena batería, buenos colores (a pesar de que la pantalla sea pequeña), un tracker de actividad física muy confiable, pero por otro lado, no tiene certificaciones de resistencia, carece de GPS y de un ecosistema de aplicaciones, algo que no resultará tentador para muchos usuarios convocados por el entretenimiento.

Share.