Reseña de Smartwatch Fossil Q Marshal

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Fossil Q Marshal

Fossil Q Marshal

Diseño tradicional y Google Assistant incorporado.

$193.00 Ver en Amazon
Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Batería 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

Fossil Group y Android Wear

El Fossil Q Marshal es el sucesor del Fossil Q Founder, y forma parte de una integración digital que viene haciendo el grupo Fossil a todas sus marcas (Michael Kors, Skagen, Kate Spade, Armani, Fossil). Dicha integración consiste en agregar Android Wear o Misfit a sus relojes tradicionales. El resultado es un híbrido que podría ser atractivo para usuarios apegados a diseños y funciones tradicionales, pero entusiasmados por lo que pueda aportarles la tecnología —aunque no ciertamente para los usuarios entusiastas del deporte.

Fossil tiene un apego por los relojes grandes, y el Q Marshal es uno de ellos. Cuenta con un imponente bisel que parece giratorio, pero no lo es. La malla de cuero es un tanto rígida, y no del todo confortable. El aspecto es, entonces, tradicional. La resistencia del reloj está certificada por el IP68, aunque no es un reloj orientado al deporte. No tiene un sensor de ritmo cardíaco ni tiene tampoco GPS, que son dos de los rasgos más importantes para los relojes que se quieran perfilar hacia el fitness. Tampoco tiene NFC, que es una característica que muchos relojes del segmento están considerando para hacer pagos móviles y darle mayor utilidad al smartwatch en el tráfago de la vida cotidiana.

De toda la gama de Android Wear, el Fossil Q Marshal no es el más destacado. Tiene una batería normal y una pantalla de pobrísima calidad, a la que le vendrían bien unos píxeles de más, buen color y mejores ángulos de visión. Sin embargo, en su defensa puede decirse que su procesador (un Qualcomm Snapdragon 2100) vuelve la experiencia de Android muy fluida. La navegación entre pantallas o las búsquedas por comando de voz no presentan ningún delay o inconveniente. La memoria del equipo es de 512MB de RAM con un almacenamiento de 4GB. Tiene conectividad Bluetooth 4.1 y un Wi-Fi de 802.11b/g/n.

Algunos de los avances que ha hecho Android Wear 2.0 son sensibles al Q Marshal. Por ejemplo, con el nuevo OS tiene la posibilidad de usar la pantalla en modo on, para que no sea necesario mover la muñeca cuando se desea ve algo en el display. Otra comodidad que aporta la actualización es que las aplicaciones pueden descargarse directamente desde el reloj, en vez de hacerlo desde el celular.

En definitiva, el Fossil Q Marshal carece de funcionalidades orientadas al deporte (GPS o monitorización de ritmo cardíaco), pero también de funcionalidades orientadas al lifestyle: no tiene NFC para hacer pagos y tiene una pantalla de baja resolución que no aporta valor a la experiencia del usuario. Quizás la opción más conveniente para los seguidores de Fossil Group sea esperar a la salida del Q Venture.

Share.