Reseña de Tablet Lenovo Yoga Book

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Lenovo Yoga Book negra
Gama alta

Lenovo Yoga Book

La ligereza y portabilidad de la Lenovo Yoga Book la ubican como una de las propuestas más interesantes de este año.

$500.00 Ver en Amazon
Rating Sabios 8.7/10
Performance 9/10

La firma asiática Lenovo presentó el año pasado la Lenovo Yoga Book, que sigue siendo una de las mejores tablets del 2017. La apuesta de Lenovo por algo futurista —pero a la vez familiar— resulta innovadora y efectiva. El mundo de la tecnología gira cada vez más en torno a los celulares, y las firmas que hacen laptops tratan de responder con algún producto que rejuvenezca el mercado. En este sentido, la singularidad de la propuesta tiene mucho sentido.

El teclado empuja el género un paso adelante

Lo que más llama la atención de este convertible es su teclado. Lenovo resolvió esta pieza 2×1 de manera elegante e ingeniosa: el teclado es una superficie táctil que se enciende y adopta la forma de un teclado si es necesario escribir, pero que puede apagarse y convertirse en un panel opaco que hace las veces de una tableta Wacom. Este teclado —Teclado Halo— está optimizado con un software de retroalimentación háptica para familiarizar la experiencia de escribir en él. Es compatible con varios idiomas, y tiene autocorrección y autorelleno.

Diseño fino y ligero

La Lenovo Yoga Book tiene un diseño excepcionalmente liviano: se siente más ligera que, por ejemplo, la Microsoft Surface Pro. Pesa tan sólo 690 gramos y tiene apenas 4.05 mm de ancho. El diseño incluye la característica correa de reloj en la bisagra. Este detalle es una herencia de otros modelos Yoga de la firma. Esta bisagra le da versatilidad a las posiciones: puede usarse en 4 posiciones diferentes, respondiendo al concepto de la flexibilidad que implica el yoga. Sin embargo, el convertible no se siente firme si se lo usa en las rodillas.

Por otra parte, una de los compromisos que sacrifica el diseño del portátil es la falta de puertos. La Yoga Book viene con un puerto Micro-USB para cargarla, un puerto HDMI, una entrada para auriculares y una entrada para tarjeta Micro SD —y eso es todo. Es notable la carencia de puerto USB-C.

Versiones del software

Lenovo lanzó su convertible con dos versiones de software diferentes. La Yoga Book viene en una versión más económica que es la de Android, y una más cara —la de Windows. Dado que el convertible está más cerca de un dispositivo móvil que de una laptop todoterreno, la versión de Android sería la más coherente. Sin embargo, esta versión del OS tiene sus limitaciones. Muchas de las aplicaciones más populares no funcionan para hacer multitasking, y las que funcionan, lo hacen de manera limitada (no se pueden distribuir o reubicar, como sí permite hacerlo Windows 10).

En conclusión, la Lenovo Yoga Book es una de las propuestas más atractivas del mercado. Tiene su propio lápiz digital de precisión milimétrica (el Real Pen), tiene un teclado futurista sin par entre sus competidores, una batería soberbia y un precio accesible. Sin embargo, todo lo que el hardware aporta, el software lo limita. El convertible no logra reemplazar a una laptop de gama media en performance o comodidad para trabajar. Pero es un gran candidato para hacerlo. Por este motivo, Lenovo tiene grandes planes para este convertible. Quizás, lo mejor sea esperarlos.

Lo mejor
  • Ligera
  • Diseño atractivo
  • Teclado futurista
No tan bueno
  • Falta de puertos
  • Procesador un poco lento
  • Software poco prometedor
Share.