Reseña de Smartwatch LG Watch Sport

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
LG Watch Sport

LG Watch Sport

LG, Android 2.0 y la amalgama con Google

$259.00 Ver en Amazon
Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Batería 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

El Lg Watch Sport fue (junto con el LG Watch Style) el hardware con el que trabajó Google para desarrollar la gran actualización de Android Wear, Wear 2.0. Tanto el par de relojes de LG como el nuevo sistema operativo de Google salieron en febrero de este año. Por lo tanto, y como sucede con algunos smartphones (el Moto G o el Google Pixel), este smartwatch tiene una versión más pura de Wear 2.0 y muestra todas las funciones y matices que son novedades: Android Pay, una versión mejorada del Google Assistant, Material Design en la interfaz, reconocimiento de escritura a mano —entre otras. Básicamente, Wear 2.0 ha mejorado su capacidad para hacer las cosas simples que ya hacía, y además ha incorporado novedades, así que este conjunto depurado es lo que se puede esperar a nivel software en este dispositivo.

Una de las grandes novedades que trajo Wear 2.0 es el soporte de la conectividad LTE. Con este smartwatch se mitiga la dependencia del celular. Cuando se sale a correr, no es tan necesario estar conectado al móvil para tener conexión a internet, sino que se pueden llevar a cabo operaciones básicas como hacer alguna compra, mirar un mapa, mandar un mensaje, hacer una llamada o llevar un recuento de la actividad física mientras el celular está en casa.

Del par de relojes de LG, el Watch Sport tiene el mejor hardware

El Watch Sport es 100 dólares más caro que el Watch Style, pero tiene el hardware para soportar todas las nuevas funcionalidades de Wear 2.0. La pantalla del reloj es de 1.38 pulgadas, con una capacidad de 480 x 480 píxeles, acero inoxidable, sensor de luz ambiente, Gorilla Glass 3 en el cristal, un procesador de 4 núcleos de 1.1GHz, 768 de RAM (con  4GB de almacenamiento), Bluetooth, NFC para Android Pay, GPS y la certificación IP68 de resistencia al polvo y al agua que suelen tener los smartwatches.

A costa de este equipamiento, el Watch Sport sacrifica su estilo. Es grande y muy inapropiado para vestir en ocasiones formales —o incluso casuales. Además de su ineficacia para construir un look, el Watch Sport es incómodo en la muñeca, un poco por su tamaño y su peso, y otro poco por su diseño no tan inventivo. Por 100 dólares menos, LG ofrece el Watch Style, un reloj más cómodo y con mucho estilo —pero no sin sacrificios: todo lo que gana en su aspecto, lo pierde en funciones (no tiene LTE, NFC, GPS, altavoz o monitorización de pulso).

En síntesis, el LG Watch Sport es un reloj con la que sea probablemente la mejor versión de Android Wear, ya que Google trabajó en conjunto con LG (tal como lo hizo cuando construyó su línea Nexus). De este modo, es uno de los mejores relojes para llevar un recuento de la actividad física (hasta tiene la capacidad de monitorizar fuerzas utilizadas en la actividad). El reloj, sin embargo, no es cómodo, la batería no dura demasiado, y no es tan combinable con outfits que se mueven de lo deportivo.

Share.