Reseña de Smartwatch Samsung Gear S3

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
Samsung Gear S3

Samsung Gear S3

El reloj más promisorio de Android y en su mejor versión

$299.00 Ver en Amazon
Rating Sabios 8/10
Performance 8/10
Batería 8/10
Resistencia 8/10
Funcionalidades 8/10

El Samsung Gear S3 es un reloj capaz de igualar en éxito al Apple Watch Series 2. En efecto, comparte con aquél muchas características: tiene un sensor de frecuencia cardíaca, GPS, resistencia al agua, altímetro o registro de actividad física.

De Spotify con amor

Una impecable actualización aumenta el appeal de este reloj —y no tiene que ver con un desarrollo de Samsung. Desde hace dos meses, es posible usar la funcionalidad de listas offline con la aplicación Spotify, de modo que no es necesario llevar encima un teléfono o un iPod cuando se sale a correr. Esta funcionalidad, de momento, sólo está disponible en el OS del Samsung Gear S3, que es la plataforma que eligió Spotify para experimentar su funcionamiento.

Características y atractivos

Uno de los puntos fuertes del Samsung Gear S3 es que es compatible no sólo con celulares de Samsung, sino con todos los celulares de Android que tengan la versión 4.4 del OS (o cualquier otra versión más reciente) y al menos 1.5 GB de Ram. En una de las últimas actualizaciones, el reloj se volvió compatible con todos los iPhone (más precisamente, a partir del 5), siempre que tengan iOS 9 instalado. Si comparamos estas compatibilidades con la incomodidad que plantea el Apple Watch Series 2 (que sólo funciona con el iPhone), vemos que la gran versatilidad del producto es una de las apuestas de Samsung.

El Samsung Gear S3 tiene una pantalla Super AMOLED de 1.3 pulgadas que viene con la opción de estar siempre en modo encendido. Es muy vívida y brillosa, por lo cual la opción de modo on continuo es atractiva, aunque lastima considerablemente la performance de la batería. Claro está que hay ciertas ocasiones en las que el usuario no querrá tener una luminaria incesante en su muñeca (si está en el cine, por ejemplo).

El déficit de las aplicaciones y la pesada sensación en la mano

El OS de este smartwatch es el Tizen, lo cual redunda en una alarmante falta de aplicaciones (a diferencia del generoso ecosistema de apps que tiene Apple). En cuanto a su diseño, el último smartwatch de Samsung es más pesado que buena parte de la competencia, y si bien se siente un poco denso en la muñeca, tiene un diseño bien logrado, con materiales de sensación premium al tacto y a la vista. Por otro lado, su bisel puede moverse en sentido circular: es giratorio y es el principal modo de navegación del reloj. En el bisel, hay sólo dos botones: uno para volver atrás y otro para volver a la pantalla principal. El acceso a las aplicaciones se confirma a través de la pantalla. Es una decisión extraña —no es la más cómoda—, sobre todo considerando que es un reloj con dos botones.

En conclusión, el Samsung Gear S3 tiene un fuerte argumento de compra que es la autonomía de su batería, con una sólida oferta de hardware, un conjunto de funcionalidades que satisface con creces las expectativas de un accesorio de estas características. Tizen, por su parte, es una plataforma con ciertos beneficios, pero también con mucho margen de optimización.

Share.